What is the Ecuadorian Society of Bioethics? 

 

The Ecuadorian Society of Bioethics – SEB – was founded in Quito  in 2003 as a non-profit organization.  Its creation was motivated in part by its interest in the diversity of  various actors in civil society organizations and a desire to provide a place for dialogue and multiculturalism to address the conflicts that confront humanity as a whole such as globalization, the development of medico-biological research, biotechnology and data processing as well as a concern for human rights abuses, the destruction of our living planet, conflicts that put in danger the survival of all species, the rights and obligations of individuals, sustainable development,  social justice, equality and protection for of all forms of life. 

 

Considerations that affect all countries and the world’s populations are gaining in importance each day as they impact decision-making in scientific, cultural, social, economic, political, and scientific fields.   Ecuador cannot remain on the sidelines as citizens become more aware and demand that their rights be protected.  It was within this context that the Ecuadorian Society of Bioethics (SEB) was established with a national management structure that over the years has included a collection of agreements and partnerships with important national and international organizations. 

 


 

¿Qué es la Sociedad Ecuatoriana de Bioética?

La Sociedad Ecuatoriana de Bioética -SEB- nace en Quito, en el año 2003, motivada por una parte por el interés de diversos actores de la sociedad civil por generar un espacio de diálogo amplio y pluralista para tratar los conflictos que confronta la humanidad con la globalización, el desarrollo de la investigación médico-biológica, la biotecnología y la informática;  preocupada por el atropello a los derechos humanos y a la depredación del bioambiente, los conflictos que ponen en peligro la supervivencia de la especie, los derechos y deberes de los individuos, el desarrollo sustentable, la justicia social, la equidad y todas las formas de vida.

Consideraciones que comprometen a todos los estados y población mundial, que cada día, adquieren mayor peso en la toma de importantes decisiones en los ámbitos científicos, políticos, económicos, sociales, culturales y humanos.  Ecuador no puede permanecer al margen del despertar de una participación ciudadana en demanda de la atención a sus derechos.  En este marco, surgió la SEB con una gestión nacional que incluye a lo largo de estos años una ser de convenios y alianzas con importantes institucionales nacionales y extranjeras.

 

 

ARTÍCULO DEL MES

PRINCIPIOS Y DILEMAS BIOÉTICOS EN LA ETAPA PERINATAL

Gabriel Ordóñez Nieto

Pediatra Neonatólogo

INTRODUCCIÓN

Las mayores amenazas para la vida, en épocas de paz, se presentan poco antes del parto, durante el parto o en los primeros minutos, horas o días de vida postnatal. Superada la primera semana, época de máxima vulnerabilidad, aumentan ostensiblemente las posibilidades de sobrevivir.

En el mundo, todos los años nacen muertos casi 3.3 millones de niños y más de 4 millones fallecen en los primeros 28 días de vida.1 Las muertes durante el periodo neonatal son tan numerosas como las que se producen en los 11 meses siguientes o las registradas en los niños de uno a cuatro años. Los esfuerzos para dar una respuesta sistemática a los problemas de salud de los recién nacidos han mejorado lo mismo que la asistencia neonatal con lo cual se han logrado, en el mundo, descensos paulatinos de su mortalidad hasta ubicarse en el 2015 en una tasa de 19.2 por mil nacidos vivos.2

La queja recurrente del personal asignado a estos sectores gira alrededor del equipamiento; unas veces, se dice, es nulo o insuficiente otras, que es obsoleto. También es frecuente abogar por incrementos de personal. En todo caso, el cuidado de recién nacidos enfermos, particularmente de los prematuros moderados y extremos demanda recursos económicos que no siempre están disponibles en los países pobres, en vías de evolución. La consecuencia de estas limitaciones es el pobre desarrollo tecnológico de los servicios y la imposibilidad de ofrecer a todos cuidados de tercer nivel eficientes y de calidad.

Seguir leyendo...


Comentario al libro: "Una lectura filosófica de Edgar Allan Poe" 


LA SOCIEDAD ECUATORIANA DE BIOÉTICA

A LA MEMORIA DEL DOCTOR JUAN MOREIRA

Palabras de Ronald Guderian

Palabras de Tamara Mancero


Reglamento para la Aprobación y Seguimiento de los Comités de Ética de Investigación en Seres Humanos (CEISH) y de los Comités de Ética Asistenciales para la Salud (CEAS)

 

El pasado 1 de julio del 2014, se publicó en el Registro Oficial de la República del Ecuador, este Reglamento. Incluimos el documento íntegro.

 


El testamento vital podría ser la solución

20 de octubre de 2013

Hace cuatro años se reformuló la política de bioética y se incluyó la humanización de la atención y se propuso que se adicione la voluntad anticipada o testamento vital. La Sociedad Ecuatoriana de Bioética, en cambio, planteó hace dos meses a la Comisión de Salud de la Asamblea que se lo incorpore en el Código de Salud, que aún está en análisis.  Sigue...

Este contenido ha sido publicado originalmente por Diario EL COMERCIO

 

Propuesta de testamento vital de la SEB

La SEB, en su programación de actividades para el presente año, ha considerado de capital importancia la elaboración de un proyecto de Testamento Vital, o voluntades anticipadas, para ser incorporado a la legislación ecuatoriana, siguiendo los canales correspondientes, para su aprobación por la Asamblea Nacional.

Este documento ya consta en la legislación de otro países, como España, EE UU  ,Méjico y Argentina, por citar algunos, y representa la expresión de la voluntad de una persona en buenas condiciones mentales, para el caso de que no pudiera expresarla, por incapacidad física o mental, en casos de enfermedad irreversible o proceso terminal, respecto a los exámenes o tratamientos a efectuarse en su persona. El fundamento bioético del Testamento vital, son los principios de autonomía y no maleficencia así como los conceptos de muerte digna y calidad de vida.

Texto del proyecto de Testamento vital


DECLARACIÓN BIOÉTICA POR EL CUIDADO HUMANIZADO

La Sociedad Ecuatoriana de Bioética, en el décimo aniversario de su fundación, y como expresión de su compromiso con un cuidado integral a los enfermos, declara:

1.   RECONOCER el valor supremo que tiene todo ser humano en la enfermedad tanto como en la salud, y afirmar su derecho a la vida en las mejores condiciones posibles.

2.   RATIFICAR el compromiso que tienen los profesionales de servir a la salud, la calidad de vida y el bienestar integral de los pacientes. Un compromiso altruista que no debe ser menoscabado por las fuerzas del mercado, las presiones sociales o las exigencias administrativas.

3.   POTENCIAR las virtudes profesionales de benevolencia, excelencia, desinterés, veracidad y respeto, junto con las diez “ces” del cuidado: Compasión, Conciencia, Compromiso, Competencia, Cariño, Confianza, Condescendencia, Control de sí mismo, Coraje y Consentimiento informado.

4.   DEFENDER especialmente a los más desfavorecidos y necesitados de cuidados, como son los pobres, los niños, los ancianos, los discapacitados y los enfermos en fase terminal.

5.   COMBATIR a favor de la mejora de los sistemas de asistencia sanitaria, en pro de la justicia social, el acceso igualitario a la asistencia y la distribución equitativa de los recursos. Rechazando asimismo cualquier discriminación por motivos de etnia, ideología, nivel socioeconómico o religión.

6.   PROCURAR también el cuidado del ambiente del que formamos parte y del que dependemos absolutamente. Y no sólo porque nos conviene, sino también porque el ambiente debe ser protegido por sí mismo.

7.   PROMOVER el cultivo y la enseñanza de una bioética abierta y pluralista, capaz de tener en cuenta las necesidades y aspiraciones de todos; y que destaque las exigencias específicas de nuestra realidad latinoamericana con sus características socioeconómicas, culturales, étnicas y religiosas.

Nota: Cada ejemplar de la Declaración tiene en su portada una tinta original de la artista plástica Sara Palacios.

 


Credo humanizador

 

PRIMERO.- Creo que el bienestar del paciente es la razón de ser de la profesiones médicas.

Compromiso:  Me comprometo a mejorar mis conocimientos y destrezas diariamente y brindar calidad en la atención de mi paciente.

 

SEGUNDO: Creo que los pacientes tienen derecho a conocer y a decidir sobre sus problemas de salud.

Compromiso: Me comprometo a informar de manera completa, veraz y comprensible a mi paciente sobre los actos que se van a realizar sobre su persona, a fin de conjuntamente resolver lo más conveniente para su salud.

 

TERCERO: Creo que los seres humanos tienen derecho a que se respete su intimidad y privacidad.

Compromiso: Me comprometo a guardar confidencialidad de los secretos que me fueren confiados en el ejercicio del acto médico.

 

CUARTO: Creo que los enfermos merecen la mejor calidad de atención.

Compromiso: Me comprometo, en unión de mis colegas a reducir el error médico, minimizar los riesgos y sufrimientos producidos por los adelantos tecnológicos mal utilizados y extremar los cuidados a los más vulnerables.

 

QUINTO: Creo que el ser humano se realiza plenamente en la sociedad.

Compromiso: Procuraré una comunicación interactiva gestual y verbal con mis pacientes, para a través de una empatía lograr la salud del enfermo.

 

SEXTO: Creo que la medicina es una profesión noble, altruista, y en equipo .

Compromiso: Me comprometo a ejercer mi profesión sin afán de lucro, mantener buenas relaciones con mis colegas de trabajo y no dejar que mi criterio este influido por intereses perjudiciales a la salud de mis pacientes.

 

SÉPTIMO: Creo que la salud es un derecho consagrado en la declaración universal de derechos humanos.

Compromiso : Me comprometo a trabajar para mejorar el acceso de toda la población al sistema de salud, sin distingo de sexo, raza, edad, condiciones socio económicas y educativas; promocionando la medicina preventiva en la salud pública para que el cuidado de los pacientes sea el más equitativo posible.

 

OCTAVO: Creo que la muerte es el precio que se ha de pagar por el hecho de haber vivido y representa el colofón solitario de la existencia.

      


Calle Veracruz 136 y Av. América Quito-Ecuador Telf. y fax 593 2 2449998

Enviar correo electrónico a sociedadbioeticaquito@yahoo.com con preguntas o comentarios sobre este sitio Web.
Copyright © 2008 Sociedad Ecuatorina de Bioética

Las expresiones vertidas en los artículos publicados en www.bioetica.org.ec son de exclusiva responsabilidad de sus autores.