La Seb ofrece

Asesoramiento

Capacitación

Consultorías

 

 

 

 

 

 

What is the Ecuadorian Society of Bioethics? 

 

The Ecuadorian Society of Bioethics – SEB – was founded in Quito  in 2003 as a non-profit organization.  Its creation was motivated in part by its interest in the diversity of  various actors in civil society organizations and a desire to provide a place for dialogue and multiculturalism to address the conflicts that confront humanity as a whole such as globalization, the development of medico-biological research, biotechnology and data processing as well as a concern for human rights abuses, the destruction of our living planet, conflicts that put in danger the survival of all species, the rights and obligations of individuals, sustainable development,  social justice, equality and protection for of all forms of life. 

 

Considerations that affect all countries and the world’s populations are gaining in importance each day as they impact decision-making in scientific, cultural, social, economic, political, and scientific fields.   Ecuador cannot remain on the sidelines as citizens become more aware and demand that their rights be protected.  It was within this context that the Ecuadorian Society of Bioethics (SEB) was established with a national management structure that over the years has included a collection of agreements and partnerships with important national and international organizations. 

 


 

¿Qué es la Sociedad Ecuatoriana de Bioética?

La Sociedad Ecuatoriana de Bioética -SEB- nace en Quito, en el año 2003, motivada por una parte por el interés de diversos actores de la sociedad civil por generar un espacio de diálogo amplio y pluralista para tratar los conflictos que confronta la humanidad con la globalización, el desarrollo de la investigación médico-biológica, la biotecnología y la informática;  preocupada por el atropello a los derechos humanos y a la depredación del bioambiente, los conflictos que ponen en peligro la supervivencia de la especie, los derechos y deberes de los individuos, el desarrollo sustentable, la justicia social, la equidad y todas las formas de vida.

Consideraciones que comprometen a todos los estados y población mundial, que cada día, adquieren mayor peso en la toma de importantes decisiones en los ámbitos científicos, políticos, económicos, sociales, culturales y humanos.  Ecuador no puede permanecer al margen del despertar de una participación ciudadana en demanda de la atención a sus derechos.  En este marco, surgió la SEB con una gestión nacional que incluye a lo largo de estos años una ser de convenios y alianzas con importantes institucionales nacionales y extranjeras.

 

 

Poesía de Edison Calvachi

 

Enfermera

 

Manos bondadosas,

que arrancan el dolor;

mirada de ternura,

que es bálsamo al espíritu;

heridas sanadas con aquella medicina

sana el cuerpo,

sana al alma;

 

Horas desveladas,

en pos del moribundo,

tiempo de batalla,

que arrancas de la muerte

en feroz combate a la guadaña

 

horas desveladas,

que dejan en el alma

la satisfacción del deber cumplido.

 

No olvides,

que si el hombre

ingratitud encierra;

nunca Dios olvida

tu labor cumplida.

      Noviembre, 2004

 

 

Médicos de Hospital

 

I

El trabajo hospitalario desconoce el tiempo,

no cuentan los  segundos y minutos,

no se cuentan las horas y los días,

todo tiempo es igual;

en la sala de Emergencias, 

pacientes en el umbral de la muerte…

heridas abiertas…

el quirófano,

es el  campo de batalla,

donde se combate a la muerte;

en las salas, no hay descanso,

para médicos y enfermeras

no se mide el tiempo,

la batalla no da tregua…

 

II

Médicos, hombres que trabajan

en la obra de Dios;

curan no solo heridas del cuerpo,

curan también heridas del alma,

enfermos con dolencias del cuerpo,

requieren dulces palabras,

para curar su espíritu.

Médicos que tratan cuerpo y alma,

son  verdaderos galenos

que requiere la humanidad.

 

 III

Frente a la muerte, jamás habrá indolencia,

jamás una batalla perdida,

ni guerra acabada.

Médico…

si la parca te arrebata un paciente,

es un designio divino,

todos nacen, crecen y mueren.

Sabe Dios, que tu afán es curar,

aunque, sigues siendo hombre

que hace el trabajo divino.

 

IV

Lejos está el tiempo

en que la peste diezmaba

a la humanidad.

Peste, Viruela y paludismo…

plaga apocalíptica que arrasaba cuerpos,

sin respetar color, género, ni clase social.

Hoy, la ciencia

perfecciona un ser biónico,

no temamos, a  la clonación,

el médico solo hace el trabajo divino,

Eva fue tomada de las células del hombre;

un clon no será ser superior,

el hombre es perfecto

si tan solo refleja a Dios.

                            Quito, 2004

 

      


Calle Veracruz 136 y Av. América Quito-Ecuador Telf. y fax 593 2 2449998

Enviar correo electrónico a sociedadbioeticaquito@yahoo.com con preguntas o comentarios sobre este sitio Web.
Copyright © 2008 Sociedad Ecuatorina de Bioética

Las expresiones vertidas en los artículos publicados en www.bioetica.org.ec son de exclusiva responsabilidad de sus autores.